Cerrar
Cerrar
Cerrar

Contacto

Dejanos tus inquietudes y comentarios y ayudanos a seguir mejorando.

Por favor, chequeá los datos que ingresaste

04 de Febrero

ESTE LOOK NO VA

Fernando Alonso, como otros varios amantes de la F1, opinó que los morros 2014 "son feos, hay que ser honestos. A su vez, tiene la confianza de que los ingenieros le encontrarán la solución para hacer más lindos.

  • Visualizaciones 918
    • Compartir

Fernando Alonso reconoció en una entrevista en la CNN, grabada dentro de la exposición que tiene en Madrid, lo que todo el mundo opinó, aficionado o profesional, sobre los monoplazas de Fórmula 1 de este año: "Son feos, hay que ser honestos con los fans y con nosotros mismos. No son suficientemente buenos. La gente mira la Fórmula 1 como el cénit del deporte del motor, de la excelencia y las prestaciones y cuando ven esa parte de delante de los coches no les parece lo mismo. Pero estoy seguro que nuestros ingenieros encontrarán soluciones para hacerlos bonitos y rápidos".

El bicampeón español, que arrancó con fiabilidad y sin demasiados problemas la pretemporada 2014, en comparación con equipos como Red Bull, valora la ética de trabajo como una parte esencial de un compañero de equipo. "El trabajo, la ética y el compromiso con los objetivos y la inteligencia. Kimi tiene mucho talento, lo que es una gran motivación para mí y para el equipo. Ferrari sabe que tiene que entregarnos un buen coche porque Kimi puede conseguir buenos resultados y yo tengo que dar mi máximo porque si no, no seré capaz de estar delante de Kimi".

Fernando reconoció que hace 10 años le hubiera parecido un sueño ser doble campeón del mundo, pero que ahora no le parece suficiente. "No lo es, estoy hambriendo de victorias y de éxitos". Para ello cuenta con un F14T prometedor en sus primeros pasos. "Cada día descubrimos nuevas cosas del coche, nuevas posibilidades y creo que el potencial está ahí. El coche da buenas señales y la filosofía con la que se diseñó la vemos en los datos. No hay nada mal, nada por lo que ser pesimista y sí mucho trabajo por hacer", aseguró.

Por último, el asturiano reconoció que lleva un mes en shock por el accidente de Michael Schumacher, ingresado desde el pasado 29 de diciembre en coma en el hospital universitario de Grenoble: "No me lo creí cuando lo oí porque no es un hombre del que pienses que va a tener problemas, sino que puede derrotarlo todo, ganar cualquier carrera y hacer cualquier cosa sin preocupaciones... Todos estamos deseando cada día escuchar buenas noticias desde el hospital, todos tenemos un gran respeto porque fue el hombre que nos motivó y al que mirábamos cuando éramos pilotos de kart".